Alcanzar lo que quieres (REALMENTE)

Es agotador entrar en modo quejica.

Pero lo es mas aún, escuchar todo el rato a los quejicas.

Es ese tipo de personas que:

.- Llegan de las vacaciones, y están deprimidos por la vuelta al trabajo.

.- Son los que cuando tienen que hacer deporte, alegan no tengo tiempo.

.- Se detectan porque cuando necesitan obtener un certificado de lo que sea, siempre lo posponen diciendo “en Enero empiezo”. Ese Enero que por ciencia infusa, misterios de la propia vida, nunca llega.

Es la música de su vida. 

La banda sonora de su hogar.

.- Tú déjame tranquilo, dedícate a escucharme y todos tan «agustito».

Seguimos con nuestras quejas y lamentos.

Todo es cuestión de viaje.

Demos un triple salto mental, y vamos a imaginar un viaje entre dos puntos de A a B.

Lo representaremos así:

A → B

Simple.

Sencillo.

Sin mucho lío, que luego nos perdemos.

Dos preguntas clave para…

Alcanzar lo que quieres (REALMENTE)

1.- ¿qué te gustaría alcanzar en los próximos 12 meses?

2.- ¿puedes identificar un hábito, una rutina, unas acciones, que estén directamente relacionadas con ese resultado a alcanzar, y que SIN ESAS ACCIONES, jamás no podrás conseguirlo?

Un nuevo trabajo, ese sueño que tienes, un deseo, una ambición, una afición, da igual como lo llames, pasemos de terminologías, SIN ACCION, nunca se harán realidad.

Por tanto esa representación que tenemos arriba, se mantiene, tengo un resultado que quiero alcanzar, y para ello tengo que insertar entre A y B acciones.

No hay más. 

Estaría bien incluso representarlo tal que así: 

Mi objetivo es: Perder Peso, por ejemplo.

            A → B

Peso 99 → Pesar 75

Lo importante es saber qué es lo importante para TI. 

Vamos a ir desgranando un poco más la primera pregunta:

¿qué te gustaría alcanzar en los próximos 12 meses?

Como te he dicho más arriba pasa de términos, de conceptos, no nos liemos. Da igual si son objetivos, metas, piensa dentro de 12 meses donde quiero estar, como quiero verme, que he querido lograr. Sin más.

Pongamos unos ejemplos de los más habituales.

  • Bajar de peso.
  • Terminar con las deudas de la tarjeta
  • Leer más libros
  • Promocionar en mi trabajo
  • Correr 10 km.

Son retos que te planteas, eso que siempre has querido hacer, y nunca te has arrancado, formalizado, escrito en ningún sitio para darle vida. 

El mayor problema es no tenerlo claro.

Reflexiona sobre esos retos, sobre esos ejemplos. ¿los tienes claros?

Y no digo por ejemplo, Quiero aprender inglés.

Debería aclararse mucho más.

Quiero poder tener una conversación fluida en inglés en 12 meses.

Esto es concretar, es afinar, es tener claro qué es lo que quieres conseguir.

Ahora has tu propia lista, con equilibrio de esos resultados que quieres conseguir y en cuanto tiempo. Aquí hay que ser realista, equilibrado, usar el sentido común, el menos común de los sentidos.

Acciones, tareas, rutinas, hábitos, llámalo como te plazca

Es obvio que para cualquier viaje, para llegar a cualquier destino de A → B se requiere acción, movimiento, desplazamiento, SIN ACCIÓN, no llegaremos a B.

Eso es claro, cristalino.

Pues ahora traigamos la segunda de las preguntas.

 ¿puedes identificar un hábito, una rutina, unas acciones, que estén directamente relacionadas con ese resultado a alcanzar, y que SIN ESAS ACCIONES, jamás no podrás conseguirlo?

Pues toca ahora definir LAS ACCIONES, esas rutinas, esos pequeños hábitos diarios, semanales… que te acercarán cada vez más a B. 

Es la acción, el instrumento más poderoso del que dispones, la manera más rápida de llegar de A → B.

Te contaré un secreto.

Tú comes todos los días.

Todos.

Estoy seguro, que no hay excepciones.

Por tanto cuando estas con hambre (A), has procurado meter todas las acciones necesarias para comer y saciar tu hambre (B).

Tienes claro que tienes hambre. Estoy en A.

Pues como lo tengo claro. Realmente claro. Y lo quiero.

Llego a B.

¿qué necesitas para este resultado?

.- Pues habrás ido a comprar antes.

.- Habrás confeccionado una lista de cosas que te fantan.

.- Habras ido al merca-la-donna a buscar tus viandas.

.- Has metido todo en la despensa y en la nevera.

.- Incluso has cocinado, o robado para comer.

Insertando acciones que te acercan a B

Todo eso son acciones que sin ellas, no te quitas el hambre no llegas a B.

Por lo tanto, es obvio, pero llegar a los sitios, alcanzar metas, quitarte el hambre, requiere decidídamente tomar acción, TENER CLARO LO QUE QUIERES, saciar mi hambre, y ponerte a ello.

Pues ya lo tenemos. 

Si ya sé como llegar de A → B

Lo tengo fácil, y es trasladable a cualquier B, a cualquier resultado que quiera alcanzar.

¡Jamás lo había visto así!

Lo aplicaré a esos resultados que quiero alcanzar que planteábamos con la primera pregunta.

¿qué rutinas pongo en práctica, acciones inserto entre A —> B para alcanzar el resultado deseado.

  • Ir 4 días en semana a caminar, comer menos, y menos “marranadas”. La dieta comienza en el Merca-la-donna, así no llega a tu barriga (para Bajar de peso).
  • Romper las tarjetas, llevar sólo el efectivo necesario (Terminar con las deudas de la tarjeta)
  • Sacar un libro cada mes de la biblioteca, y leer unas 10 páginas cada día( Para conseguir Leer más libros)
  • Voy a sacarme el título de Gestor de Proyectos, y el C1 (para “Promocionar en mi trabajo”).
  • Correré 1 km cada día, durante un mes, al 2º mes, 2 km cada día, el 3º mes, 3 km cada día…..(para llegar a “Correr 10 km”.

Si definimos de A → B

Ahora hemos insertado entre A y B, acciones, hábitos, rutinas, tareas, como quieras llamarlo.

A — acciones — B

Pues ya sabes qué toca ahora, y para próximos resultados a conseguir.

Define tus B. (son tus objetivos, metas, logros, sueños, pesos)

Inserta tantas acciones como te sea posible, para alcanzar B, esas que sin ellas, no llegarás.

Pues no parece difícil.

Pues lo es.

Por 2 razones principalmente,  es difícil llegar a B

.- No comenzamos. No tenemos un verdadero motivador.

Es habitual no comenzar. Siempre lo hablas, lo comentas, te quejas como deciamos al principio de esta entrada, pero no actuas.

Entonces, para romper esta inercia, lo mejor es definir ese objetivo, escribirlo, seguir esta pequeña guía, el proceso de cómo alcanzar B, y ponerte a ello.

Primero con pequeñas metas, que te animarán, te harán entrar en un circulo virtuoso, que te anima a seguir, porque vas viendo que puedes, y se van cumpliendos tus pequeños B.

Te metes como en las vías del tren, te enfocas, y solo tienes que seguir recto, que es el camino más corto entre dos puntos. 

Importantísimo por tanto, tomar acción.

.- No lo tenemos REALMENTE CLARO. 

Aquí esta el punto más importante de este manual.

No tengo duda.

La gente no tiene claro que quiere conseguir. 

No sabemos realmente, no deseamos sinceramente, lo que queremos.

Cuando piensas que llegar a B, cuesta trabajo, que cuesta no he dicho jamás que no, igual no lo deseas realmente, y estas bien con tu peso, o con tu queja-trabajo…

Si has hecho esto de lo que te hablo, has definido tu estructura de A –>B, asegurate de que B es lo que quieres de modo indubitado, real, sincero, y que estás dispuesto a invertir tu tiempo, tu esfuerzo, incluso tu dinero, para alcanzarlo.

Como haya ambigüedad, duda….

No lo tienes claro.

Lo tengo claro

Has pasado estos filtros, y tienes claro, clarísimo, cristalino que quieres llegar a B….

Pues inserta acción, cuantas más acciones insertes entre A → B, más fácil te será llegar.

La claridad además crece a través de la acción, te empodera, te hace entrar en ese circulo virtuoso, ganas impulso y llega una motivación que hace que el éxito empieza a sentirse. 

Anota tus pequeños éxitos, en un diario, en tu agenda, en la cocina, para recordar tus pequeñas victorias. 

Te ayudará en el camino.

Y cuando alcanzas un B….

Quieres más B´s, pues a por ello.

No te compliques la vida.

Aplica el divide y venceras.

Y el primero lo primero. 

Determina qué es lo prioritario, y establece tus rutinas.

¿cuales son las mías?

  • Madrugar cada día para escribir (Tener un blog para ayudar a la gente a ser más efectiva, y estar más enfocada).
  • De lunes a viernes, cada día, salgo a correr 10 km a ritmo de “trote cochinero” 10 km (No superar los 77 kilos de peso).
  • … 
  • Estas LINEAS de arriba, en blanco, SON PARA TI. 

Cualquiera que sea el objetivo, QUE REALMENTE QUIERES CONSEGUIR (importantísimo lo de realmente querer conseguirlo), busca las formas de conseguirlo, de aumentar las probabilidades de conseguirlo, con acciones, y con omisiones (la dieta comienza en el merca-la-donna, no compres comida basura). 

Y detrás de uno va el otro.

Lo más frustrante, lo menos efectivo, es hacer acciones que no sabes a qué B se dirigen, o ni siquiera te acercan.

Ineficacia es NO saber bien qué quieres, pero matarte para conseguirlo.

Por tanto ya tienes un manual, fácil, comprensible, que incluso puedes imprimir, y sustutituir mis B, y mis acciones por las tuyas.

Esa rutinas, acciones de cada día, hacen que tengas clara tu visión, y comiences montado en tren a perseguir lo que quieres.

La acción te reporta mas claridad, más animo.

Y por el camino descubres sitios a los que jamás pensabas que llegarías.

Decídete y ponte a la acción.

Recuerda.

A → B

Define tus B´s

Inserta entre A y B, entre esa → acciones que debes realizar para llegar a B.

A — ACCIONES → B

Ya lo tienes.

Ahora te toca a ti.

Sal a correr.

Ve al super a comprar comida más saludable.

Coge las tijeras y rompe la tarjeta de crédito.

Nooooo, ¿cómo voy a hacer eso?

Yo de aquí no me muevo.

Entonces, NO lo tienes claro, podría representarse así, mucho más complicado sin duda:

A /\/\/\/\ > X, Z, M, P…. (NO TIENES B, DA IGUAL LO QUE HAGAS) 

Alcanzar lo que quieres (REALMENTE)

Cerrar menú
×
×

Carrito

Acceso

Introduce tu Nombre de usuario y contraseña para tener acceso al contenido.