logo-evernote-curso + capitulo 7Las etiquetas y el trabajo por contextos

 

Lo que no cubren las libretas, lo harán las etiquetas.

Las etiquetas de Evernote, son formas de añadir información complementaria a tus notas, dentro de las libretas. La organización de las libretas es limitada como vimos en capítulos anteriores, porque solo permiten dos subniveles, es decir, la Pila de libretas y de esta cuelgan sublibretas, pero a su vez de estas últimas ya no pueden colgar más subniveles.

Hecha hasta aclaración inicial, las etiquetas si que permiten varios niveles y subniveles, con lo que nos aporta mucho potencia a la hora de localizar, clasificar, para encontrar la información que buscamos de manera inmediata.

¿Cómo me ayuda para mi proyecto las etiquetas?


Resumen del contenido del capítulo:

Partamos de un supuesto de un proyecto de nuestra empresa, que llamamos proyecto compra centralita, y de este parten varias sublibretas como pueden ser presupuestos, necesidades, instalación oficinas, etc.

En este proyecto, las empresas que nos den presupuesto, deberemos darlas de alta en este proyecto como proveedores, pero si ya hemos trabajado con ellas, pues las podríamos tener ya dadas de alta en nuestra «agenda de contactos».

Yo recomiendo, que como son temas diferentes, las empresas las demos de alta en una libreta de contactos,  ¿por qué? Porque de lo contrario, en este proyecto ahora tendríamos que repetir datos nuevamente, al dar de alta al proveedor que ya nos sirvió alguna vez.

Y ¿cómo relacionamos los datos de nuestro proyecto de comprar la centralita con el proveedor?

Pues bien, si creamos una etiqueta INFRAESTRUCTURAS, y queremos hacer una consulta de que datos tenemos sobre el asunto, simplemente seleccionando esta etiqueta, nos mostrará de inmediato, todos los datos relacionados con el asunto, con lo que podremos tomar decisiones de manera ágil y rápido.

Complementa las etiquetas con los contextos

En igual sentido se puede trabajar con las etiquetas llamadas contextos o entornos, o como te sea más fácil de identificar. Para ser efectivo trabajar por contextos se hace muy interesante.

Imagina que creas estos contextos. Contexto: lectura, Contexto: Máxima Concentración, Contexto: conduciéndo, etc…. Cuando quieras ser eficiente en tu producción de trabajo, puedes listas tus tareas por contextos, y así rendirás al 150%.

Estas en un aeropuerto esperando, «perdiendo el tiempo», aprovecha para leer las notas que tienes pendientes de leer, simplemente pulsa contexto leer, y zas, a trabajar.

Te has levantado con unas ganas de trabajar, y una concentración sin precedentes, marca contexto Máxima concentración, y empieza la jornada.

Para mejorar todo esto, agrupa los Contextos bajo una etiqueta padre, y todos los hijos que se te ocurran.

Contextos existen tantos como necesidades o rutina de trabajo tengas tu en el día a día, desde un contexto de rendimiento, del lugar físico donde te encuentras, contexto en relación con el aparato tecnológico que tienes cerca: teléfono, ordenador, grabadora, etc..; contexto: silencio, ruidoso….

 

Material del curso:

 

Cerrar menú
×
×

Carrito

Acceso

Introduce tu Nombre de usuario y contraseña para tener acceso al contenido.