169. Lecciones productivas con los Rolling Stones, ¿en serio George?

169. Lecciones productivas con los Rolling Stones, ¿en serio George? Insistir en reinventar la rueda no sirve de mucho. Apalanca tus esfuerzos, con la ayuda de los demás. Llegarás antes, y más cómodo.

Compartir esta publicación

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Lecciones productivas con los Rolling Stones

Leía ayer una entrada en un blog algo antigua, pero que me impresiono, al leer algunos datos.

Se refería al escenario de los Rolling de su último tour, descubriendo sus secretos.

Y como dato destacado, leía que la estructura del ESCENARIO, de 22 metros de altura, pesaba más de 100 toneladas.

 

¿Qué tiene esto que ver con la productividad, con la organización personal, empresarial?

Ahora te cuento, porque tiene que verlo TODO, y tienes que saber TODO sobre esto.

E igual tu has llegado a la misma conclusión que yo,

¿montará Mike Jaguer todo el chiringuito, escenarios, manejará el la carretilla elevadora, atornillara las luces, extendará las alargaderas de corriente por el escenario, llevará los bocatas a los montadores, suministrará agua para beber?

Las respuestas evidentemente son las que son.

Pero, mira algunos datos más relevantes del escenario de los Rolling.

36 metros de escenario principal, con 24 metros de fondo, y elevado a 2 metros del nivel del suelo.

La estructura se eleva 22 metros más, y la carga de la estructura supera como te he apuntado 100 toneladas

Pero es que Mick Jagger, puede querer el día del concierto correr más y más, y hacer más metros de los que hace normalmente, y han pensado en ello:

A cada lado de la parte central, un lateral de 10 metros de ancho por 15 metros de fondo, también a dos metros de altura.

Para los miopes como yo, también piensan en nosotros…

Tres pantallas de 13 metros de altura

Además 2 pantallas laterales de 13 metros de alto por 12 de ancho y una central de 18 metros de ancho

Y para que si alguien siente desnudo…

54 piezas de decoración, para vestir el escenario, dando más empaque y estética al diseño de todo.

Y por si alguien notaba a los Stones, lejanos,

Tambien han pensado en esto. Ese puntito que acerca a Jagger a sus fans.

Pedazo de pasarela de 40 metros que une el escenario con la pista. La oportunidad única de si has ido a uno de sus conciertos, de ver en primera línea la actuación a una leyenda.

Aquí hay horas y horas de planificación.

Horas y horas de logística.

Litros y litros de gasoil quemado por carreteras.

Facturas y facturas de empresas implicadas, catering, hoteles, proveedores de todo tipo.

¿y en serio crees que Jagger hace todo esto?, además de movilizar cientos de toneladas en su escenario, ajuste de luces, sonido, pantallas, mesas, desplazamientos…

Tardaría años él solo, o menos si le ayudara Keith Richards, pero jamás habrían podido crecer.

Entonces, si conoces la respuesta a todo esto, y sabes que la leyenda Stones, para hacer más y más, tener todo a punto, a tiempo, con éxito, se rodea de los mejores,

¿por qué nosotros en nuestra vida, en nuestros negocios, no delegamos?

Pues posiblemente tu tengas tus propias respuestas, pero yo en este episodio te voy a dar algunas de las que yo creo por las que nos cuesta delegar:

1º Nadie nos ha enseñado. De todas las tareas a realizar, qué en concreto, debemos delegar, y qué no. Por si hay duda, nos ponemos a realizarlo todo.

2º Somos algo “perfeccionistas” y siempre nos ronda el “ es que como yo lo hago, no lo hace nadie”

3º Queremos controlarlo todo, tener la seguridad de que todo se hace a mi manera.

Y podría ponerte más razones, sin duda, unas más de ego, otras más prácticas, porque has tenido malas experiencias cuando lo has hecho.

Haciendo sistemas y procesos de productividad.

Pero una vez que tienes los procesos, los sistemas hilvanados, tus conciertos serán un éxito. Sea la música que sea, la que tu toques.

Para cuando aparezcan más ideas, más mejoras, más innovación a incorporar en tu negocio, obviamente, debes buscar la manera, de no hacerlo tu todo. Para vestir el escenario, para vender, para afinar tus instrumentos.

Para hilvanar procesos, como su propia palabra dice, necesitas un proceso, buscar los mejores, probar, mejorar, y esto no es fácil, ni se consigue en dos días.

Mejor lo hago y yo y punto, y así estarás toda la vida cambiando tiempo por dinero.

Agudicemos el ingenio, trabajemos nuestros procesos, y creceremos como los Stones.

Busca ayuda, delega, llegarás antes.

¿Empiezo ya de una vez por todas el proceso de buscar ayuda, y determinar qué puedo y qué no puedo delegar?.

Ya es hora.

Dejar el estrés para otros, céntrate en procesos, en afinarlos, y no en mover sólo toneladas de trabajo. Y sin duda hay que trabajar, fuerte, muchas horas, con perseverancia, pero no hasta zonas sin sentido, ni moviendo pesos ilógicos.

Espero haberte aligerado algo de tus toneladas con este audio, y puedas crecer a futuro como lo hicieron, hacen, y harán los stones.

Insistimos en reinventar la rueda….

Seguimos.

Lecciones productivas con los Rolling Stones

Más post