148. ¿Alguien de ahí afuera tiene motivos para ser productivo?

O tienes motivos para ser productivo, o deja de perder el tiempo. Si crees que es sólo tu jefe quien gana con tu productividad, deja de leer ya...

Compartir esta publicación

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Motivos para ser productivo

La semana pasada a los suscritos al boletín de 21 días de productividad, les envíe un correo muy corto.

Pero que ha dado lugar a muchas interacción.

Y en ese correo sólo contaba un mensaje que me había enviado un suscriptor al boletín, y que me decía:

.- Me encantan tus correos, pero no pienses que voy a comprarte un curso para ser más productivo.

Así sólo se beneficiará mi jefe que es un gran hijo de rUTA.

30 palabras, no hay más.

Y comentaba a los suscriptores, que hay tanto valor en este correo, en solo 30 palabras, que no voy a decir hoy nada más.

No se puede dar todo mascado.

Pero tiene un valor increíble, para el que sepa verlo.

Para el empleado/a.

Para el jefe/a.

Para el desempleado/a…

Voy a plantear aquí una máxima que es de cajón.

El que quiere algo realmente, lo consigue.

Aunque requiera de un hábito que sea muy costoso.

Y te puedo poner un ejemplo.

Yo en su día quería una moto.

Hasta que la moto cayó en mis manos….

Y con la productividad, el que le preocupa realmente sacar su trabajo, pues hará lo que sea necesario.

Cortoplacista en cómo pensamos

Y es de mente cortoplacista el decir:

.- Si yo soy productivo, quién se beneficiará de mi productividad es mi jefe que es un gran hijo de Ruta….
.- O como aquella chica que me mando otro correo, diciendo que eran una startups de reciente creación y que no tenían ni para formación, y no se atreve a gastarse 60 euros en una formación que le puede arreglar múltiples compromisos, carencias, foco de su vida.
.- O como aquella persona que me dijo, no estarás insinuando que tengo que leerme un libro de 150 páginas para ser más productivo ¿no?

Señores, es como la inversión en una vivienda. A más barata, menos valor recibes, a más cara, a más inversión, más valor obtienes.

Todo es cuestión de hábitos.

Todo es cuestión de motivación.

Por tanto, tomando como punto de partida esa combinación motivación-hábitos, toca ahora determinar Tres cuestiones principales:

1.- Hacer lo que tienes que hacer. Y distinguir lo que son acciones, próximas acciones, acciones camufladas de proyectos, eventos (citas en el calendario, reuniones), y anotaciones.

El saber si todo lo que está en tu agenda, hace tener un sistema fiable, o no …. todo lo que requiere acción, tu comparecencia, tu presencia, es un auténtico follón.

¿de todos los elementos citados, tienes que estar tu en todos ellos?,
¿debes bloquearte tiempo para hacer las cosas aunque seas tu el único que estará?.

Contestaciones a todo esto, tenerlas claras, son fundamentales, para tener un sistema confiable, que te ocupe, y no te preocupe.

2.- Preparar lo que tienes que hacer, de lo anteriormente relacionado, existen elementos que no puedes hacerlos sin más. Unos son próximas acciones, las puedes realizar desde ya, y otras no, requieren planificación, como pueden ser las acciones camufladas de proyectos.

Es una fuente de estrés saber que tienes algo que hacer, y no haberlo desglosado, el tener la siguiente próxima acción a realizar, y si no esta descargado, gestionado debidamente, vendrá una vez tras otra a tu cabeza, consumiendo sólo tus recursos.

3.- Y gestionar lo que vaya viniendo, imprevistos que normalmente son interrupciones, distracciones, y los pájaros en la cabeza.

Las interrupciones, de terceros, de dispositivos.
Las distracciones son las propias, pensar de forma cruzada.
Los pájaros en la cabeza, una modalidad de distracción, que te hace soñar, incluso acometer proyectos pero tal vez desenfocados, o descuidando otros….

Motivos para ser productivo

Es vital tener foco, propósito, planificación, y todo esto solo lo puedes tener, cuando tengas control de todos los elementos que requieren acción, todo lo que requiere preparación antes de hacerlo, y gestionar las urgencias en su sentido más amplio…

Estas son las 3 cuestiones que debes realizar a la hora de organizar tu vida personal o profesional.

Y ocurre que existe gente que tiene un buen trabajo y aún así tienen memoria de pez.

Y si antes te he dicho en el punto 1 que hacer lo que tienes que hacer, debes leerlo o escucharlo despacio. Hacer sólo lo que tienes que hacer, no todo.

De mi rodar de este último año ayudando a gente con altos niveles de estrés, te voy a contar algunos denominadores comunes que he visto en ellos, cuáles son sus frustraciones más comunes, y que le llevan a tener una motivación suficiente, para intentar arreglar ese caos, y son las siguientes:

.- Tenemos más tareas por hacer, que tiempo disponible.
.- Eres un TORPE DIGITAL, pero no debería saberse por tus compañeros, ni jefes.
.- Entre las interrupciones de otros, y las distracciones mías… no sé donde centrarme

El trabajo me gobierna a mi, yo no soy dueño de mi día…

Si te ves identificado con alguna, igual ya si, es hora de ponerte a apostar por invertir algo de tiempo y dinero en productividad, con quien sea, por tu cuenta, en academía offline, en una online, o con tu cuñao… pero ponte a ello.

Son de las inversiones que mejor se recuperan, y no requieren de que te vayas a valores del ibex.

Y para ese cortoplacismo de algunos, leía en un estudio de una empresa estrella en productividad y organización de centros de trabajo que en España más del 95% de los empleados están desmotivados o les gustaría cambiar de trabajo y/o de jefe.

Y la solución no está en no ser productivo para que no se beneficie tu jefe.

Y si será el jefe el que quiera ser más productivo, porque igual tiene a su equipo de personas, enajenado, ausente, rumiando por los pasillos.

Y si tienes que acudir a ser más productivo, porque tienes que hacer lo que otros no hacen, es para darle una pensada.

Más motivos para ser productivo…

Antes de acercarte a la productividad, a la organización personal, valora si realmente tienes un motivo para ser más productivo.

Como todo en la vida, igual que te digo que hay que centrarse en tareas importantes, de alto impacto, las esenciales de tu vida, la efectividad personal no tiene porque ser una de ellas.

Si no existe motivo, ni motivación, no pierdas más el tiempo, o sigue perdiéndolo, pero no en asuntos de productividad.

El hecho de leer cuestiones sobre el tema, y aunque las entiendas, las interiorices, incluso las compartas, no te llevará a ningún sitio, si no te pones manos a la obra, te manchas del barro de la trinchera, empiezas a andar…

Hasta la semana que viene.

Motivos para ser productivo

Más post

Acceso

Introduce tu Nombre de usuario y contraseña para tener acceso al contenido.