142. El pago en la empresa que (NO) es dinerario. Conocimiento.

Pago no dinerario, existen formas de que las personas desarrollen su potencial, sus altas expectativas, frente a la actitud más pasivo. Veremos cómo, pero exige valentía.

Compartir esta publicación

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Pago no dinerario

Hay dos tipos de pagos en una empresa, el que se hace por transferencia monetaria a tu banco…  y el que se hace con conocimiento, que es otro tipo de transferencia.

El primero todo el mundo lo entiende, todo el mundo lo tiene claro, porque tiene un reflejo inmediato en euros. Recibes x cantidad de euros, o incluso un sobre con billetes.

El segundo pasa más desapercibido, no se transforma directamente en euros, pero en un intervalo temporal mayor, tiene una proyección en euros impresionante, es más duradera, y tiene un reflejo, una transferencia más silenciosa en la empresa, pero más efectiva.

La empresa, el autónomo, las sociedades, etc…. son muy diferentes a la vida pública, a las administraciones, y de la primeras hay algo que me encanta.

Y es el hecho de que en la empresa, hay empresarios que tienen la virtud, de pagar no sólo mediante transferencias a sus trabajadores, 1000 euros, 2000, 3000, 4000 lo que quiera que sea que ganes.

Además existen pagos no dinerarios, que algunos empresarios aprovechan en sus organizaciones, y es el conocimiento.

Las personas que saben, tienen conocimiento en determinadas habilidades y aptitudes, son rentabilizadas por las empresas.

Y no siempre tienen que pagarles más, de hecho esas personas se sienten genial por aportar eso que conocen y que pueden ayudar al crecimiento, mantenimiento de la empresa.

Por contra, en lo público, no siempre los dirigentes están preparados para valorar cosas distintas a los salarios de los empleados públicos, o la máquina de la burocracia, lo pesada que es en moverse, hace que todo esto sea irrealizable.

Quieren y no digo todos, pero por lo general:

.- Que no hagas mucho ruido.
.- Que te portes bien en tu silla.
.- Que no cambien las cosas.
.- Quieren Presencia, presencialismo, que no presidencialismo.
.- Quieren que aplastes tus partes nobles en la silla, y hay se mantengan.

Por tanto, tenemos una clara manera de pagar en una empresa.

1.- Con dinero, esto lo entiende todo el mundo. El empresario quiere pagar cuanto menos mejor, el empleado ganar cuanto más mejor. Y la otra, que requiere ser más fino…

2.- Con conocimiento.

Este pago, ya no lo entiende tanta gente, y si bien en la vida privada hay gente que lo reconoce, e incluso lo paga, en lo público esto brilla por su ausencia, al menos en administraciones pequeñas.

Y no sólo no hay que verlo, sentirlo, saber que está ahí. Hay que “echar a un lado” las urgencias, y empezar a trabajar en lo que es importante de verdad.

Imagina que tu en tu empresa, sea del tipo que sea, haces tareas de todo tipo:

.- Hacer presupuestos.
.- Grabar datos del tipo que sean.
.- Atiendes al público, al cliente, al proveedor.
.- Tienes reuniones.
.- Haces powerpoints.
.- Y complejas hojas de cálculo
.- Etc.

Este tipo de trabajo es como el producto mínimo viable, es por lo que se te paga, no hay demasiada relevancia en relación con estas tareas.

De hecho, puede que tu jefe, este codo con codo contigo haciendo todo esto, con la única diferencia de que gana un poco más (el que lo gane), pero asume la mayor parte del riesgo.

Con todas estas tareas, con todas estas funciones repetitivas, burocráticas, imagina que apareciera una herramienta que hiciera eso, ¿crees que duraríamos mucho en las empresas?

Yo lo tengo claro, saca tú tus propias conclusiones.

Ese producto, o tareas mínimas, son lo justo que tienes que hacer, el “desde …” como en los precios de los coches…. Mientras cumplas con esas tareas mínimas, tendrás trabajo, por ahora.

Esto es común en lo vida privada, como en lo público.

Si bien en la privada si no cumples con el trabajo mínimo viable tienes los días contados, en lo público esto ya es otro cantar y no voy a entrar a este asunto.

Vamos con un ejemplo muy sencillo.

Imagina que tienes datos, tienes información, tienes formación, tienes la posibilidad de hacer y gestionar un proyecto que repercutirá a tu empresa 200.000 €.

Te pongo un ejemplo “inventado” (o no tanto).

Es un proyecto relacionado con una financiación europea, que reportará en tu empresa unos recursos cercanos a 200.000 € para financiar gastos relacionados con el ahorro energético.

Esta invención puede ser la compra de una flota de 4 vehículos eléctricos.

Adquirir ese inmovilizado te saldrá casi gratis, y te ahorrará miles de euros en gasoil, en mantenimientos a futuro, aún a pesar de que tuvieras que hacer alguna inversión la que sea (personal, parte cofinanciada).

Planteado el ejemplo, aquí hay las siguientes alternativas, que podrá hacer el empleado:

Primera opción

1ª.- Si tu jefe, tu empresario, no tiene la “vista”, de ver este ahorro, ese proyecto de adquirir 4 vehículos con financiación europea, algo importante que debes hacer, es trabajar de la manera más efectiva que puedas.

Así siempre estarás con tus tareas hechas a la hora de marcharse, ganarás tranquilidad.

Esto tiene una lectura y podríamos hablar mucho más sobre esto. De hecho te invito a reflexionar sobre esto porque cuando lo ves, alivia mucho estrés en tu vida.
Tus expectativas son altas, pero están frustradas por el jefe o tipo de empresa en la que trabajas, o perteneces, pues si es así, debes adaptarlas a las de tu jefe.

Aquí GTD o cualquier metodología productiva, de gestión de tus tareas, compromisos, agendas, puede venirte genial.

Pero no pidas mucho más, no seas ambicioso, porque acabarás muy frustrado, si tus expectativas son altas.

Segunda opción

2ª.- Otra alternativa que tienes sería: hablar, persuadir, convencer, motivar a tu jefe de las ventajas de tener 4 vehículos que no sólo ahorran.

Ya no gastan más gasoil.
Ya no deben hacer tantas revisiones.
No emiten contaminación.
Los recargas en la empresa.
Tienen autonomía de más de 500 kilómetros más que suficiente para un día de reparto.

Liderar un proyecto como este, hará que ya no seas un persona mínima viable en tu empresa.

Esto te catapulta. Esto te diferencia. No digo que sea fácil, y que no vaya a reportarte trabajo, de hecho jugarte un repoker en este tipo de cosas, puede suponerte prolongar tu jornada, durante días, semanas, o meses.

Es el precio de las cosas, ser diferente, montarte en una catapulta no es fácil, ni cómodo, ni rápido. Al menos normalmente.

Reportar a tu empresa 200.000 € puede estar bien, incluso igual alguién del área comercial lo consigue, pero hacerlo una vez, y poder replicarlo, y poder reportar a tu empresa, inversiones, ahorro de por vida, esto ya resulta impagable.

Y pasas de PMV, ese trabajador que hace lo que debe hacer, a ir un paso más adelante, puede retornar a la empresa ventajas de por vida… a largo plazo.

Unas más evidentes, otras menos.

Las evidentes, ahorro en gasoil, menos revisiones como hemos apuntado, y cuestiones mucho más visibles.

Otra, calidad de vida para el que conduce un vehículo como ese, no contaminas ventajas medioambientales, tienes visión a medio/largo plazo, justo lo que quiere un empresario.

Y pasas de ser pasivo, a cumplir lo que te mandan, lo que te encomiendan, a ese simple pmv, a un activo en tu empresa. Más incluso que uno de los vehículos conseguidos.

Eres un vehículo que piensa.

Porque el que hagas facturas, envíes mails, o juegues a oficinas sea como sea como lo hagas, te puede garantizar tal vez unos años, pero a poco que se automatice todo esto, ya sabes donde irás….

Ya no eres un gasto para la empresa, eres un activo, que mete activos en la empresa.

Eres oro líquido para la misma.

Tercera opción

3ª.- La última opción es la más arriesgada, la que requiere huevos, ovarios, ser valiente, como quieras llamarlo.

Si tienes la visión, la capacidad de regentar proyectos de este tipo, y en donde estás no los ven, no los huelen, y siempre están con esto es más urgente….

La opción es dar el salto. Eso si requiere bemoles, arrojo, echar muchas horas, requiere valentía, requiere tenerlo claro.

Para todo esto, para dar ese salto, para sentir que tienes el arrojo mental para hacer las dos últimas opciones.

Tú tienes que intentar modificar esa imagen mental primero en tí.

Hay imágenes que sirven para «mantener» tu estado y otras que lo «aumentan»…

Para conservar esa imagen mental que tienen los demás, si sus expectativas no te permiten avanzar, pero no logras verte mentalmente en otros estados más avanzados, al menos, invierte en tu efectividad, que lo que hagas lo hagas mejor, en menos tiempo, con menor esfuerzo.

Que quieres cambiar la imagen de tu jefe, quieres aumentar tu imagen con respecto a ti mismo, y como te ven los demás, comienza proyectos de los que más beneficios reportan a tu empresa, a tu organización, y a tí.

Que ya tienes esa imagen, la tienes clara, tienes el camino trazado, una guía para seguir, y hacer proyectos de este tipo por ti mismo, igual es hora de volar.

Todo esto en lo privado y en lo público

Comparo todo lo expuesto en relación con la empresa privada, con la vida pública.

Tener este tipo de inquietudes, y transmitirlas a un Concejal, a un Político, a un Alcalde, a un Diputado, a un Delegado, a un Ministro, al mismismo Presidente esto ya es otro cantar.

Para muchos prefieren presencialismo, que presidencialismo.

Sus expectativas suelen estar poco alineadas con las tuyas, es más les importa un pepino ese posible ahorro en vehículos, en contaminación o en revisiones, o que tu seas un importante activo para su ministerio, delegación, consejería, ayuntamiento.

Digo la mayoría. Hay algunos que sí.

Este es el difícil arte de comunicar, de llegar a la gente, de vender ideas.

En empresas pequeñas, con pocos jefes, es fácil o al menos el intento cuesta menos, pero cuando trabajas en un tipo de organización (pública), en la que existen más Jefes que indios, todo se cae por sí sólo.

¿Qué quiero transmitir con todo esto?

Que no hay que tener muchos jefes, sino buenos jefes, aunque sean menos.

E igual aplica a los empleados.

Mejor no convertirse en un empleado mínimo viable.

De hecho, el empresario que aprovecha estas transferencias del conocimiento de sus trabajadores, y lo extiende en su organización, ve claro lo de que la empresa es cuestión de trabajo en equipo, extiende sus tentáculos más lejos, con más ingresos, con más calidad, en definitiva, con una organización en la que la gente trabaja, porque recibe pagos de todo tipo.

Es una llamada a la acción, al anticonformismo, a convertirte en un empleado/jefe activo, incluso en oro líquido, que vea más allá de las urgencias, y valore la inversión, lo importante, lo no urgente, justo es hay donde están las cosas más importantes para tu futuro.

Para muchos jefes es más peligroso que seas brillante que incompetente.

¿eres jefe o eres empleado?, ¿eres competente o incompetente?, ¿tus expectativas como empleado/jefe son altas o son inexistentes?, ¿has valorado realmente si estás encerrado en urgencias, o miras también lo importante?.

Más post

Cerrar menú
×
×

Carrito

Acceso

Introduce tu Nombre de usuario y contraseña para tener acceso al contenido.